Cómo controlar una hemorragia en 3 pasos

Cómo controlar una hemorragia en 3 pasos | Control del sangrado

Según el Consenso de Harford, para controlar una hemorragia o sangrado masivo, los pasos que debemos seguir son el A, B y C del sangrado.

 

¿Qué pasos debo seguir para controlar una hemorragia? 

 

¿Qué significa este ABC del sangrado?


ABC son los tres pasos fundamentales en el control de una hemorragia masiva o sangrado abundante, en definitiva los 3 pasos son:

  1.  “Alertar” llamar al teléfono 112, alertar a los servicios de emergencias médicas de la presencia de una hemorragia masiva o sangrado abundante, ya que este necesita una atención de temprana y por medio de un Soporte Vital avanzado.

  2.  “Bleeding” traducido al castellano de “sangrado”. Para acordarnos mejor de esta sigla en castellano “Buscar el Sangrado”. Deberemos prestar atención y verificar la procedencia de la hemorragia o hemorragias para su posterior atención, especialmente si este es de tipo:

     a) Sangrado profuso
     b) Perdida de un miembro
     c) Sangre abundante acumulada en el piso 
     d) Apósitos o vendas empapadas por el sangrado
     e) Sangrado en una persona confusa y desorientada

  3. “Control del Sangrado” punto donde realizaremos el control de esa hemorragia para evitar males peores, o incluso la muerte.
    Este "control del sangrado” se realizara mediante diferentes técnicas de control de hemorragias como, la técnica del empaquetado de la herida, presión directa sobre la misma y bien mediante la aplicación de torniquete, el cual está demostrado su eficiencia y eficacia ante este tipo de hemorragias masivas o sangrado abundante. 

Una campaña iniciada en los EEUU y extendida ya por Europa y América del Sur, llamada Bleeding Control, resume todo en una sola frase:

“No hay muerte más trágica que la que podía haberse evitado”

En definitiva, cualquier persona, con un entrenamiento adecuado, puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de una persona, simplemente habiendo adquirido unas nociones básicas como estas de “Control del Sangrado”. Debemos tener en cuenta que cualquier persona puede sufrir o presenciar un accidente o infortunio, por el que se pueda producir este tipo de sangrado, tipo, accidentes domésticos, accidentes de tráfico, accidentes laborales o bien catástrofes o atentados terroristas, donde es muy frecuente este tipo de daños.

 

Adrián Villar Calderón
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 


Imprimir   Correo electrónico